FOR THE RENAISSANCE IN US
/ Home @es / Dalila di Lazzaro, Icono Del Glamour, nos dice porque una mujer sabe más.

Dalila di Lazzaro, Icono Del Glamour, nos dice porque una mujer sabe más.

El editor de Dantemag Massimo Gava conversa con la estrella de la pantalla de los setenta y encuentra que responder con la verdad a la tragedia personal puede llevar a encontrar un nuevo significado en la vida y que más personas que nunca son tocadas de manera profunda e inspirada por esta bella y luchadora fuerza de la naturaleza.

De Massimo Gava

“Luego de Gina Lollobrigida, Sophia Loren, Silvana Mangano, aquí viene Dalila Di Lazzaro.” Esto dijo Andy Warhol cuando anuncio que ella actuaria junto a Joe Dallesandro en su película “Flesh for Frankenstein.” ¿Que uno puede decir luego de una presentación como esa? Pues, que si decimos “para Dalila hay más en la vida que ser famosa”.

Como ella misma dice, ella nunca fue muy ambiciosa como para querer perseguir una carrera en ambas costas del Atlántico porque su prioridad en la vida yacía en otro lugar.

Bendecida con una belleza natural, Dalila comenzó a modelar puramente por casualidad, solo como una forma de independizarse de su familia. Criada por una madre estricta y un padre policía en Udine, la capital de Friuli, una región al nordeste de Italia, Dalila fue forzada a casarse cuando solo tenía quince años. Su primera prioridad fue su hijo Christian. Ella no quería que se viera afectado por los constantes cambios en la vida de una modelo. Trabajo arduamente para mantener un balance perfecto entre su rol como madre soltera luego que su matrimonio acabara y su trabajo como modelo y actriz..

IMG_1963

“A pesar de todos mis éxitos, la vida ha sido muy dura para mí”, me dijo. “Me ha dado mucha satisfacción, tiempos de los que nunca hubiera soñado, pero también muchos momentos de dolor de los cuales nunca me hubiera imaginado”, me dijo. Un velo de tristeza desciende sobre sus bellos ojos. La memoria de su único hijo muerto en un accidente de automóvil a la edad de veinte y dos años no es algo fácil para una madre. “Él estaba en camino a casa, en el asiento de pasajero en el auto de un amigo, esperando en la luz en la esquina a la vuelta de nuestra casa en Roma, cuando un auto que apareció de la nada les pego y se fue a la fuga. Afortunadamente, los otros chicos sobrevivieron. Pero Christian murió instantáneamente porque el impacto fue en el lado donde él estaba”, dijo al pausar en su recuerdo, pero luego se recobró para decirme que no importa pues ella desde ese momento en 1991, no pasa un día que no siente su presencia. Unos años más tarde, ella decidió escribir sobre su experiencia en su primer libro llamado L’Angelo della Mia Vita(El Angel de Mi Vida). La experiencia catártica de escribir el libro dedicado a su hijo ha ayudado a la actriz a comenzar una nueva vida. El libro fue un éxito, lo que la motivo a escribir cinco otros libros muy bien recibidos, su más reciente siendo “Una Donna Lo Sa” (Una Mujer Sabe Mas).

 

 IMG_1968IMG_1971

Han pasado varios años, pero ella es más bella que nunca porque su “charm” con clase continua intacta. Esta bendecida con un aura que no he encontrado en muchas personas y solo puede ser producto de quien Dalila es. Luego de que me presentara su gato y su perro muy amigable, el que se está recuperando de una operación de un ojo, nos sentamos en su apartamento en Milán y nos encontramos en la avenida de los recuerdos.

Ella me cuenta con felicidad sobre como comenzó su carrera como modelo y como una vez que la llamaron a un “casting” en Cinecittà, el legendario director Federico Fellini la paro antes de que ella entrara y le dijo a su asistente “Mira esta cara tan extraordinaria”, y luego le dijo a ella – pero niña, estas muy flaca, tienes que comer más pasta, pasta, pasta, pasta para ganar peso” y luego se fue. Claro sabes los gustos de Fellini en mujer – la voluptuosa Anita Ekberg en “La Dolce Vita” es un ejemplo vivo. “Pero yo si comía mucha pasta”, dijo Dalia riéndose. “Solo que nunca subía de peso, no importa lo que comía, y el hecho de que yo soy alta no ayuda”. Años más tarde, Dalila fue contratada por Carlo Ponti, el difunto marido de Sophia Loren, quien, junto a Warhol, estaba produciendo su “Flesh For Frankenstein”, mencionada anteriormente.

 

IMG_1977 IMG_1974

IMG_1987

“Como era Warhol”, le pregunto.

“Él era un personaje extraño”, dice con una sonrisa. “En la película “Frankenstein” como llego a ser conocida, yo supuestamente era la mujer perfecta construida de pedazos cortados de otras mujeres. Era el comienzo de mi carrera y estaba compartiendo un piso en Roma con una amiga mía. Un día el asistente de Warhol llamo preguntando por mí, y claro yo creía que era una broma de mis amigos, como solíamos hacer, así es que respondiendo con mucha educación en mi ingles malo me burle y colgué el teléfono. El asistente siguió llamando hasta que me convenció que no era una broma y le dije que si me reuniría con Andy en roma, y el resto es historia”.

“Pero cuéntame, como era él”, trate de nuevo.

“Como dije, él era un personaje extraño, con una voz nasal y suave, que nunca te miraba directamente a los ojos cuando te hablaba. Solo lo vi animado alrededor de gente rica. Inicialmente yo no entendí que era ese cabello amarrillo tan extraño. Más tarde me enteré que era una peluca. Pero todo en esos días era extraño porque era un mundo totalmente nuevo para mí. Recuerdo que estábamos filmando con el director Paul Morrissey y cuando me viraba veía a Andy hablando con David Bowie o Mick Jagger, pero eran los 70s y yo estaba justo al comienzo de mi Carrera y me sentía privilegiada de estar ahí porque todo en esos días era excitante”.

 

shutterstock_192764003 flesh-for-frankenstein-warhol-paul-morrissey 335

Jack Nicholson le dijo que se quedara en América, mientras que Alain Delon quería que se quedara en Paris, pero ella tenía solo una cosa en mente, asegurarse que su hijo Christian tuviera una vida normal en Italia, cerca de su familia y lejos del mundo de la farándula. Paradójicamente, si ella se hubiera quedado en Estados Unidos, ahora hubiera podido adoptar un niño, como tantas estrellas que se convierten en madres solteras, lo que ella quería hacer luego de la tragedia de su hijo, pero en Italia hay unas leyes antiguas que prohíben que personas solteras adopten.

“Claro, hubiera podido ir fuera de Italia pero soy una ciudadana Italiana y lo quería hacer en Italia para la gente que no puede costear ir al extranjero – ¿ellos son menos capaces de ser buenos padres por ser pobres? Si una ley anticuada no está dejando que esto ocurra entonces debe ser cambiada”, me dice fuertemente. “¿Porque vamos a negarle a niños solos el amor de unos padres porque una ley anticuada estipula que para adoptar hay que tener una madre y un padre? ¿Cuánta gente, en diferentes circunstancias, es forzada a criar un hijo solo? ¡Yo haré todo en mi poder para crear conciencia de lo estúpido que es el sistema”! Y así mismo, en televisión ha hablado francamente sobre el asunto. Pero esta no es la única causa cerca de su corazón. También tiene Fuertes sentimientos sobre lo que es el síndrome crónico del dolor. “En Italia esta condición no es reconocida y ella ocurre no solo en adultos, sino también en niños”. Aparentemente, me dice ella, uno de cada cuatro niños sufren de dicha condición. Así es que ella se ha unido a un equipo médico de un hospital que investiga este síndrome.

cover cover2 61faIAeFOTL._SL1322_  cover3

Cuando La Di Lazzaro habla de temas que son importantes para ella, su belleza es impresionante – habla directamente del corazón, no de un texto inventado. “Me imagino que es porque ‘una mujer sabe más’, verdad”, le pregunto, refiriéndome a su último libro.

“Si”, me dice sonriendo. “Y porque es esto”, le pregunto. “Porque las mujeres son más sensibles que los hombres, su radar está directamente conectado con el corazón, es por eso que sabemos”.

“Entonces, ¿cuál es la próxima batalla”?, le pregunto, casi intoxicado por su energía. “La próxima. Me voy a enfrentar a los bancos y como se aprovechan de la gente y sus ahorros, vendiéndoles productos tóxicos”, me contesta y pueden estar seguros que hará mucho ruido con esto.

“Siempre me he sentido más como una artista que una actriz”, me confiesa. Esto es fácil de creer porque ella tiene ese espíritu de la naturaleza que le permite reinventarse constantemente y ser exitosa en todo lo que aborda.

8a92999eececb0013765229369da6f08

No es difícil ser impresionado por esta mujer de valor que ha vivido su vida con determinación y orgullo y puedo entender porque sus libros han sido “best sellers”. No tiene nada que ver que ella fue sin duda alguna una personalidad importante durante los 70s y 80s porque la mayoría de sus lectores no habían nacido aun. No, han llegado a quererla por sus libros y las causas que lidera. Di Lazzaro es hoy en día una leyenda viva precisamente porque ha tenido el valor de compartir su historia y no ha tenido miedo de dar su opinión. Es con mucho orgullo que me dice – “Si mis libros pueden ayudar a una mujer en cualquier manera, entonces he logrado mi meta”. Y se esconde detrás de una sonrisa modesta.

Cuando Andy Warhol quería que la bella Di Lazzaro jugara el papel de la mujer perfecta en su película, juntándola con leyendas de Hollywood, no sé si el vio lo que yo estoy viendo ahora. Pero puedo decir con certeza que Dalila es completamente justificada cuando dice que la mujer sabe más porque ella no tiene miedo de ser quien es y eso hace de Dalila Di Lazzaro, a la edad de 61, más bella que nunca y un ejemplo a seguir para las que vienen luego.

 

 

This post is also available in: Inglés Italiano

0 POST COMMENT

Send Us A Message Here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *